jueves, 2 de julio de 2009

Estoy feliz



Como el otro día vinieron mis dos nuevos jefes a casa y me enseñaron a hacer un montón de animales con los globos, tenía la casa llena de figuritas. Así que esta mañana se las he regalado a mis vecinos: 7 hermanos, de entre 14 y 3 años, con los que he quedado ¡para ir a la piscina de al lado de casa! Le comentaba hoy a una de las niñas que todavía no había ido porque no tenía toalla, pero que ya me he comprado una. Y ella me ha aconsejado, muy sabiamente, que también necesitaría comprarme un bañador...ja ja ja. Además, les he preguntado que si les gustaban los cuentos y me han dicho...¡que sí!, así que pienso utilizarlos como conejillos de indias para mis nuevos cuentos. Y ellos encantados, claro.
Nos ha contestado nuestro primer cliente de Fiestas a la española y quiere que le organicemos su boda en Canadá. Ay dios mío...no es broma. Estamos negociando con él.
Como ya hemos cobrado la mitad de lo del curso de español (¡125$ por hacer un curso de español!), nos hemos ido a una tienda de productos orgánicos enseguida a fundírnoslo. En el super he visto una tarjeta que ponía:
¿Qué te atreverías a hacer si estuvieras seguro de que no puede salirte mal?
Y esto me ha hecho pensar...
En fin, hemos comprado fruta y verdura pero también ginger snaps, bagels...y al salir, como no tenemos coche, hemos tenido que coger un taxi a casa. En el fondo es mucho más cómodo ser pobre que rico.
Por la tarde he ido al nuevo gimnasio (al final he conseguido uno que pagando 20$ puedes ir durante un mes de prueba). He hecho capoeira y ¡me ha encantado! ¡¡¡Sí!! ¡Ahora mi próximo plan de viaje es ir a Brasil, bailar capoeira y aprender portugués!
A la vuelta, andando hacia casa, se veía todo el sky-line de Philadelphia, que estaba precioso.
Aquí puedo organizar fiestas, escribir cuentos y probar suerte con todo lo que quiera. Y aunque echo mucho de menos a la gente que más me quiere y a los que yo mas quiero (lo más importante de mi vida)...
estoy feliz.

1 comentario: